3ª Bienal

Con la intención de promover la cerámica utilitaria y difundir la excelencia y creatividad de los ceramistas mexicanos, el Museo Franz Mayer presenta diseño contemporáneo en cerámica en la exposición 3ª Bienal de Cerámica Utilitaria. Museo Franz Mayer.

En esta ocasión se recibieron 351 piezas de 164 artistas, de las cuales fueron preseleccionadas 81 obras, de 66 autores de 10 estados de la república. Al final se seleccionaron 46 piezas de 41 autores de 8 estados: Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, Veracruz, Tlaxcala, y el Distrito Federal.

La muestra se complementa con la exhibición del trabajo de Elsa Naveda, Hilda San Vicente, Yusuke Suzuki y Hugo X. Velásquez, ceramistas miembros del jurado.

El Museo Franz Mayer está convencido de que la cerámica es una de las expresiones creativas que en nuestro país ha tenido un importante desarrollo en las últimas décadas. Con una tradición centenaria, los ceramistas en México han ido ampliando sus posibilidades de expresión a través de la adopción de técnicas y procesos, que si bien resultan antiguos y tradicionales en otras latitudes, para nosotros han significado novedad y a la vez retos en su experimentación y dominio.

Es importante destacar que el Museo Franz Mayer cuenta con una importante colección de cerámica que data de los siglos XVI a XIX; por este antecedente decidió organizar en 2003 la Bienal de Cerámica Utilitaria que busca motivar la creación de nuevas muestras de esta forma de expresión en el país y desde entonces bajo la coordinación de Musearte.

El primer lugar de la bienal correspondió a Martha Ovalle Monday (Alvarado, Veracruz) por su pieza Florero; el segundo lugar fue para María Cabañas León (Ciudad de México) por la pieza Centro de mesa Flor y fruta 2 y, el tercer lugar correspondió a Sandra Hagsater Watleeuw (Ciudad de México) por la pieza Florero.

El jurado también otorgó cuatro menciones honoríficas a: Ma. Fernanda Sánchez Sauret por su pieza Hielera Primitiva; Eduardo Planas Abarca por Juguete; Carlos Vizcaíno Gutiérrez por Florero y Narciso Vallejo Olmedo por Vasijas. Todos de la Ciudad de México.

A decir de los miembros del jurado, el secreto del éxito de una pieza está en el proceso de cocción, en su contacto con el fuego: “La incandescencia, las temperaturas extremas, la circulación del aire, gases y alteraciones que transmutan la materia son fenómenos que tienen lugar dentro de los hornos de los ceramistas. Así, el horneado de una pieza es parte determinante del proceso creativo y del resultado final”, explican.

Coinciden en que años de experimentación no son garantía de un buen resultado y que siempre, su relación con el horno puede ser una fiesta o un duelo.

Elsa Naveda, por ejemplo, trabaja básicamente el torno, domina las quemas y busca el resultado del fuego como parte fundamental de su producción. “El horno es finalmente lo que hace que la arcilla se convierta en cerámica, tiene un lenguaje muy fuerte… tiene la última palabra”. 

Itinerancia a otros estados

Además del Museo Franz Mayer, la exposición de la 3ª Bienal de Cerámica Utilitaria. Museo Franz Mayer viajará a Oaxaca, Querétaro y Monterrey.

Tras la clausura en el Museo Franz Mayer el domingo 3 de junio, la muestra se presentará del 27 de junio al domingo 9 de septiembre en el Centro de las Artes de San Agustín, en San Agustín Etla, Oaxaca.

Banner de Verano
 
Compra de Boletos para la exposición de Tim Burton