2ª Bienal

Agua, tierra y fuego se conjugan para crear una de las primeras actividades artísticas del hombre: la alfarería. Las posibilidades prácticas, artísticas, funcionales y decorativas que hacen de una pieza modelada, moldeada o construida a mano un objeto singular y digno de admiración son infinitas, y la mezcla es siempre la misma.

Al paso de los años, el arte de fabricar vasijas y otros objetos de barro de todas clases y cualidades, recibió el nombre de cerámica y es el conocimiento de ellos, desde el punto de vista arqueológico, lo que los convierte en piezas de interés cultural.

La cerámica ha sido testigo de eventos históricos de la humanidad, frágiles muestras de lo que grandes culturas alguna vez fueron, en muchos casos, son estas piezas las muestras más características y constantes que podemos llegar a contemplar de un gran y desvanecido pasado, que sin revelar todo su esplendor, permite crearnos una idea acerca de lo que pudo éste llegar a ser.

Las vasijas, ollas, y demás objetos fabricados a base de barro reciben una virtud extra a la de la utilidad, cumpliendo en diversos casos una función estética y de expresión artística del individuo creador, que en más de un caso, reflejará la cultura y el estilo de vida en el que éste se desenvuelve.

El Museo Franz Mayer cuenta con una importante colección de cerámica que data de los siglos XVII al XIX. Por este antecedente organiza ya por segunda ocasión la Bienal de Cerámica Utilitaria que busca motivar la creación de un espacio donde se presenten nuevas muestras de este arte utilitario.

La Segunda Bienal de Cerámica Utilitaria. Museo Franz Mayer, obedece a la necesidad de darle un reconocimiento a los artistas de esta corriente para que quienes la vean, puedan al igual que los ceramistas, percibir la labor artística además de la utilitaria que se está presentando.

Para esta Segunda Bienal se recibieron 564 piezas de 254 artistas –54 ceramistas más que en la primera bienal-- siendo preseleccionadas 250 obras, de 153 autores de 12 estados de la república. Para la exposición se seleccionaron 80 piezas de 61 autores de los siguientes nueve estados: Baja California Norte, Distrito Federal, Estado de México, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo y Veracruz.

Cabe señalar que dada la calidad y originalidad de las piezas presentadas el jurado compuesto por Gerardo Azcúnaga Guerra, Graziella Díaz de León, Paulina Parlange, Juan Sandoval y Alberto David Zimbrón, decidió otorgar siete menciones honoríficas, lo que habla de la calidad del trabajo presentado por los participantes.

Estas piezas podrán ser apreciadas hasta el 22 de mayo en el Museo Franz Mayer, y posteriormente recorrerán algunos museos del interior de la república con la premisa de promover el arte utilitario contemporáneo y continuar con este esfuerzo impulsado por el Museo Franz Mayer que busca apreciar la imaginación y el talento de artistas mexicanos en cerámica y arte utilitario.

Estamos en una época en la que las expresiones artísticas han alcanzado niveles sorprendentes y hasta cierto punto impersonales en su relación directa con la tecnología. El apreciar piezas como las presentadas en la Segunda Bienal de Cerámica Utilitaria. Museo Franz Mayer es un reencuentro con las técnicas básicas de la artesanía y del ingenio del hombre, cuya evolución es tan constante como la del ser humano mismo.

Banner de Verano
 
Compra de Boletos para la exposición de Tim Burton